Tarragona merece mejor calidad del aire

“Respirar aire limpio y sin riesgos para la salud es un derecho de toda persona”. La frase no es mía, es de Ecologistas en Acción, pero comparto totalmente su filosofía especialmente después de conocer el último informe de la entidad donde precisamente Tarragona no sale bien parada, según los índices que marca la Organización Mundial de la Salud. Entonces, ¿por qué seguimos defendiendo tanto el coche, en lugar de apostar por la ciudad de las personas?

Es la pregunta que hago casi a diario a las personas con las que hablo o me reúno para  informar sobre las medidas que el Ayuntamiento está poniendo en marcha desde dos años para implantar Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Tarragona (PMUST) ¿Qué ciudad queremos, la de los coches o la de las personas? Esa es la gran pregunta.
Estamos acostumbrados a llegar en coche a todas partes, hasta la puerta, aunque en realidad sabemos que eso es misión imposible, porque el aparcamiento es finito. Preferimos invertir el dinero en un vehículo propio aunque suponga gastar en él el 18% de nuestros ingresos, ya que según los expertos es el segundo gasto de la casa después de la vivienda, con costes fijos (precio de compra, matriculación, impuestos, ITV, seguro…) y variables (combustible, mantenimiento, averías, cambios de ruedas, pintura, filtros, aparcamiento.) Preferimos todo eso antes de evaluar como opciones otros modos de movilidad, como andar o bicicleta, o el transporte público, dejando el coche sólo para cuando no existe más alternativa.

Hay que tener en cuenta que no sólo es una opción de comodidad o de gasto. La hiper motorización genera altos costes sociales y de salud. De hecho, tal como explican Ecologistas en Acción en su último informe, está demostrado que la contaminación atmosférica causa graves daños a la salud y al medio ambiente. Los niveles actuales de contaminación atmosférica causan 16.000 muertes prematuras en España. Y en contaminación del aire, una parte viene de la industria pero en el centro de las ciudades el causante del 80% de los contaminantes es el tráfico de automóviles, el abuso del coche es el principal responsable.

En Tarragona, en concreto, tenemos como objetivo reducir en un 12% las emisiones de los contaminantes derivados de los vehículos motorizados, MP10 i NOx, con una reducción de las inmisiones de 9.143,10 toneladas año. Estamos hablando de mejorar la calidad del aire de nuestra ciudad, de respirar en un ambiente más sano. Es un cambio de hábitos importante, somos conscientes, y por eso cuesta y hay que explicarlo. Eso sí, el beneficio colectivo es altísimo y muy evidente: respirar un aire más limpio y apostar por la Tarragona de las personas.

Article publicat a Diari de Tarragona dissabte 2 de Novembre

Per Begoña Floria

Periodista, socialista y actualmente concejal en Tarragona. Me apasiona todo lo que tiene que ver con comunicación, sociedad en red y nuevos liderazgos sociales