Begoña Floria: ‘¿El Jaume I? Mi idea sería llenar el agujero y rebajar la plaza’

Fotografia: Pere Ferré

ENTREVISTA DIARI DE TARRAGONA. OCTAVI SAUMELL.
– ¿2014 fue un buen año para Tarragona? – En el contexto en el que estamos, sí. Pero hay mucha gente que sigue pasándolo mal.     – ¿Por qué ha sido bueno?

– Hemos sido capaces de concretar proyectos ilusionantes que están funcionando bien. También mantenemos unos niveles de ocupación superiores a los de otras localidades como la nuestra.   – ¿Qué destacaría? – Han abierto establecimientos como Bricodepot, que están dando trabajo. También se está consolidando el turismo.   – ¿Tarragona es la capital comercial del sur de Catalunya? – Somos el referente. Esto no había pasado nunca. Y cuando venga Ikea esta situación aún se acentuará más.   – ¿Cuál sería para usted la noticia más destacada de 2014 para Tarragona? – El Any August, que nos ha posicionado de forma destacada a nivel internacional. Tarraco Viva y el Congrès d’Arqueologia fueron un éxito y generaron una gran actividad económica para la ciudad.   – ¿Tarragona está abocada a ser una ciudad de servicios? – No, somos una ciudad muy equilibrada. El Port tiene mucha actividad y la industria química está estable. Esto nos permite compaginar la fuerza industrial con los servicios.   – En 2015 recuperan el convenio con las colles castelleres. – Sí. Era un compromiso que teníamos con ellas.   – Suben un 67% la dotación… – Sí, pero esto va en relación a los castells que han hecho. Y 2014 ha sido extraordinario.   – ¿Los castells son la marca Tarragona? – Exacto. El Concurs fue un éxito internacional.   – Para Cultura ha sido un buen año, pero urbanísticamente ha habido pocas obras. – Es cierto, pero hemos puesto en marcha el Parc de les Lletres Catalanes. Debemos recordar la mala financiación que tienen los ayuntamientos. La Generalitat nos ha dejado solos en temas educativos.   – El Govern no pagará nada por las Llars d’Infants… ¿Cerrarán alguna? – No, pese a que estamos en el peor momento. Nos hubiera encantado gobernar en las épocas en las que había dinero… Hemos apostado por las personas y no por el cemento.   – Imagínese que en mayo pierden las elecciones. – ¡Esto no pasará!   – Pero imagíneselo. ¿Cuál sería el legado de Ballesteros? – La recuperación de la Tabacalera, que es un proyecto insuficientemente valorado. ¿Recuerdan cómo estaba esa zona en 2007? Por fin hemos dejado atrás la Tarragona oscura, con un desierto cultural y herencias desgraciadas como el Jaume I.   – Da la sensación de que el proyecto Ballesteros acabe en 2017… ¿No hay un 2018? – No estoy de acuerdo. Al contrario, en 2017 empieza una nueva etapa. Lo importante de los juegos será el legado.   – ¿Cree que la gente está implicada en este proyecto? – Sí. Tenemos proporcionalmente más voluntarios que los que tenía a estas alturas Barcelona 92.   – Los aparcamientos soterrados son muy caros… – No tenemos parkings públicos en la zona comercial.   – Está el de Corsini. – Sí, pero no está en la Rambla. Ofrecemos dos horas gratis en los parkings públicos a través de los comercios.   – ¿Cuándo convocarán el concurso de ideas del Jaume I? – Ya estamos hablando con las entidades. Este mes tendremos la hoja de ruta. Estamos estudiando la situación jurídica del espacio y ver las opciones que hay.   – ¿Qué quiere decir? – Los técnicos municipales estudian, por ejemplo, si se puede hacer un auditorio, un cine o pisos…   – ¿Qué haría usted allí? – Llenaría y taparía el agujero y rebajaría la plaza para permitir que se viera mejor el Rectorat. También pondría un monumento para recordar lo que nunca más debe pasar.   – Sabe que me acaba de dar el titular, ¿no? – (Ríe). Recuperaría el espacio para la gente. Debe garantizarse el centro cívico.   – Se han tirado 30 millones a la basura… – El juez sigue investigando. Esperamos que se determinen los responsables de este desastre. Es inexplicable.   – ¿La prioridad de 2015 será el párking de Sant Antoni? – La Part Alta tiene sólo 67 plazas en superficie. Debemos dar una solución, ya que es una zona turística, con servicios. Este párking tendría sentido.   – Estamos a cuatro meses para las elecciones y Tarragona tiene un alcalde y un concejal de Urbanisme imputados… – La justicia es muy lenta, y esto afecta en el día a día. Estamos muy tranquilos y convencidos de que están completamente justificadas las actuaciones que se hicieron. Entendemos que serán desimputados en breve. La de Antonio Rodríguez quedó en nada.   – ¿Usted seguirá? – Estoy a disposición del partido y del alcalde.   – ¿Se ve de alcaldable? – (Ríe) Ahora mismo, no.   – En 2019 se abrirá el melón para la sucesión de Ballesteros… – No me lo planteo.

Per Begoña Floria

Periodista, socialista y actualmente concejal en Tarragona. Me apasiona todo lo que tiene que ver con comunicación, sociedad en red y nuevos liderazgos sociales